...3,2,1 acción...

La primera vez que vas al cine, o una de las primeras veces, es una experiencia que siempre queda en el recuerdo.
Para mí, el soponcio que pillé desde la muerte de Mufasa, hasta que El Rey León estaba prácticamente acabada, me marcó. Quizá por eso, soy de las que llora hasta en el anuncio de la lotería de Navidad.

Las pasadas navidades, como es tradición cada año, las primas iban al cine a ver una película de dibujos, a la que este 2016 se sumó Marc.

Dudamos un poco en si aguantaría toda la película entera, ya que en casa veía fragmentos cortos (y siempre los que le resultaban familiares), al ratito, perdía el interés y se ponía a otra cosa.
Decidimos probar ya que lo único que podía pasar, es que nos tuviésemos que salir con él. 


La peli que vimos en los cines Lyss (Valencia) fue Canta, y aunque no creo que fuese apropiada para su edad (2 años recién cumplidos) por la complejidad del argumento, he de decir que está bien.
Sin embargo, mi peque es más de Dinosaurios, el viaje de Arlo... (las mamás de niño me entendéis)



Marc estuvo un rato importante de la película sentadito en su asiento con alzador (nada cómodo por cierto) pero prefirió venir con mamá, luego con papá y luego vuelta con mamá la última media hora de película.


Por nuestra experiencia, creo que tardaremos todavía algún tiempo en volverlo a llevar, porque aunque se portó muy bien, no creo que realmente disfrutara del cine, como sí lo hace con otro tipo de espectáculos (teatros, musicales, cuenta-cuentos...) sin embargo, el estar a oscuras, el sonido, la inmesidad de la pantalla.. son cosas como para quedarse pasmado.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia?






No hay comentarios