... Tres en Sevilla...

Esta nueva temporada, me he propuesto introducir novedades en el blog, tanto a nivel estético como a nivel de contenido.
Dentro de los contenidos, me gustaría recomendaros lugares que visitar con niños, planes que hacer con nuestros peques, sitios donde no me llevaría a mi hijo... siempre desde mi experiencia.

Es por ello que en este post os hablo de nuestro viaje a Sevilla. 
¿Recomiendo esta ciudad para visitar con niños pequeños? Pues vamos a ello...

Hacía mucho que me apetecía viajar a esta ciudad, ya que el sur de España lo tengo muy poco visitado, y organicé un viaje sorpresa para los tres.
Así que el pasado puente de noviembre decidimos hacer una escapada de tres. He de decir, que el tiempo nos acompañó llegando a temperaturas que rozaban los 30º y ello posibilitó que hiciésemos muchas actividades de exterior.

En nuestras últimos viajes (Granada, Roma, Sevilla...) venimos utilizado el portal de Internet Airbnb por varios motivos. Además de que el precio suele ser más económico, y los lugares que ofertan están por lo general, bien situados, para mí el motivo más importante para su elección es la posibilidad de reservar un apartamento y con ello tener la opción de tener cocina y estar "como en casa"

En esta ocasión elegimos New apartment with views. Su situación era excelente, en el centro de Sevilla lo que nos ofrecía la posibilidad de desplazarnos cómodamente a pie. ¿Inconveniente? Un tercero sin ascensor, así que optamos por dejar el carro debajo de las escaleras de la finca.

Sevilla tiene muchas posibilidades para visitar con niños, y los tres quedamos prendados.

A continuación os detallo algunos lugares de interés que, a mi juicio, no os podéis perder:
  • Paseo en calesa: Complicado  ir a Sevilla con un niño y no subir. Marc se fijó desde el minuto uno en los caballos, así que el mismo día que llegamos, subimos. El precio es bastante caro: 45€, y es el mismo para todas las calesas ya que lo fija el ayuntamiento. *Es importante preguntar a varios mozos, el recorrido que la calesa hace, ya que algún listillo hay y recorta bastante el recorrido que suele ser unos 40 minutos.
  • Paseo por el Guadalquivir: No estaba yo muy por la labor de subir en barquito, tras el dineral de la calesa, me parecía demasiado los 15€ por persona que vale la travesía. Pero finalmente subimos, y la verdad es que el paseo resultó bastante agradable, hasta que Marc (y mamá detrás) empezó a corretear de aquí para allá por el barco. Se me hizo eterno, así que es una experiencia que no repetiría con él.
  • Jardines de Murillo: Jardines gratuitos donde correr y dar de comer a las palomas.
  • Los alcázares: Esta visita fue de las más bonitas. Su grandiosidad, sus jardines con laberintos, algún animalito que anda suelto por ahí... Verdaderamente vale la pena visitarlo. *Eso sí, para entrar hay muchísima cola, por lo que recomiendo acudir bien temprano.
  • Plaza de España: La grandiosidad y majestuosidad de esta plaza, no puede pasar inadvertida en la visita a Sevilla. Hay muchísimo ambiente, y vaivén de calesas, y es un sitio donde corretear entre el bullicio de la gente.
  • Triana: Sin duda cuando decían aquello de Sevilla tiene un color especial, se referían al barrio de Triana. Enamorada quedé de él, con sus calles sus iglesias, su ambiente, sus bares de tapeo... Incluso pudimos tomarnos unas copas en una terracita mientras Marc jugaba
Como anécdota contaros, que tuvimos la oportunidad de asistir al paso de la virgen Esperanza de Triana, que hacía un montón de años que no salía en procesión. Es impresionante el fervor y la devoción que pudimos ver en las abarrotadas calles, imagino que Semana Santa debe de ser impresionante.





Sin duda, Sevilla es un sitio 10 para visitar con niños. 
¿Te animas a descubrirla?

No hay comentarios