...Y mi hijo malito...

... Sigo conciliando, sigo mintiendo...

Éste es sin duda, uno de mis posts preferidos. En él escribo sobre una mentira de la sociedad actual llamada "conciliación". En esa mentira disfrazada de igualdad y progreso, nos hacen creer que podemos desarrollar nuestra actividad profesional a la par que desarrollamos nuestra actividad maternal.

No voy a extenderme ni repetir lo que ya escribí en ese post, sólo destacar que la conciliación no existe, y eso que en mi caso no me puedo "quejar" (consuelo de tontos).

Hace unas semanas viví una situación desde el lado de madre, y que me recordó la postura que años antes de serlo, tenía como maestra, incapaz de ponerme en la situación de una madre.

Cuando una mamá viene a clase a las 9:00 de la mañana y te dice : "Ha tenido 39 de fiebre esta noche, le he dado apiretal y como quería venir al cole, la he traído". Son muchas las cosas que se te pasan por la cabeza del estilo: "Si no está bien, es mejor que esté en casa", "Puede contagiarnos a todos" (he pasado varios virus, gripes, piojos...) y unas cuantas frasecillas más, que no quedarían nada bien en este post.

Nunca había sido yo esa mamá, cuyo hijo estaba malito y que iba a llevar al cole (aunque finalmente no lo hice).
Marc había pasado una noche horrible con fiebre muy alta, tos, mocos... Aunque en algunas ocasiones he contado con el apoyo de otros familiares para dejarlo a su cuidado, justamente ese día los astros se habían alineado y no había nadie para quedarse con él.
Mamá trabajaba y papá también. 

Uno de los dos teníamos que pedir permiso para no ir a trabajar y quedarnos en casa con el peque, porque no nos parecía correcto llevarlo aunque no tuviese fiebre (aunque barajamos la posibilidad)

Finalmente, el papá pudo solucionarlo sin ningún tipo de problemas (no ocurre así en todos los puestos de trabajo) y fue él quien pasó el día con Marc mientras se recuperaba.

Yo por mi parte en el trabajo pendiente del móvil, las llamadas, la hora del jarabe, las fotos a ver qué carita hacía... sintiéndome culpable por no ser yo la que estaba cuidándolo; a la vez tranquila porque afortunadamente en mi casa, educar y criar es cosa de dos.

¿Cómo tenéis en vuestros trabajos este tema? 
¿Tenéis días de asuntos propios o por cuidado de hijos?

Os agradeceré mucho vuestros comentarios. 
Bestes y gracias por leerme


1 comentario

  1. Maestra funcionaria. Tampoco puedo 'quejarme'. Tengo reducción de jornada...però que en realidad es una reducción de sueldo. Pk soy tutora, coordinadora...y claro...tengo el mismo trabajo que haciendo jornada entera pero con unos huequecillos en el horario que me permiten salir antes algun dia, estar en casa por las tardes cuando la iaia no està...
    Y él, autónomo. Combinable, sí...però no siempre.

    ResponderEliminar