...Escapada rural...

... A veces para encontrarse hace falta perderse...

Y eso es lo que hicimos el pasado fin de semana, nos perdimos en Mas de la Madalena, un precioso lugar situado en Lucena del Cid (Castellón).
Conocí el Mas a través de mi amiga Pilar (@cuentosparaemma en Facabook e Instagram) que publicó en sus redes fotos DE su paso por este hotel-granja y cuando las vi, supe que teníamos que ir nosotros también.

Mas de la Madalena es como un hotel rural, pero tiene el plus de que tiene animales que puedes visitar. Y no se trata de animales cualquiera, sino de animales que han vivido situaciones muy muy complicadas (abandonos, mutilaciones, malos tratos...) y han ido a parar allí para recuperarse y para vivir una vida mejor.



Los "habitantes" del Mas son perros, cabras, caballos, ovejas, patos, gallinas, un burrito y un cerdo vietnamita que viven en un espacio envidiable ya que la finca cuenta con 600.000 metros cuadrados (no se me ha ido ningún cero, es enorme) y están perfectamente cuidados por Bea y Pablo entre otros.

La vida en el Mas discurre muy tranquila y sencilla, sin conexión a internet, sin estar pendientes de la televisión, sin preocupaciones... y el tiempo se ocupa interesándose en los tipos de plantas que hay por allí, de dar de comer a los animales, o en saber qué manjares habrán preparado para comer y de contar cuantas bellotas es capaz de comerse Roomba (el cerdo vietnamita). 

Además de regentar el Mas, Bea y Pablo desarollan su función de recuperación de los animales que cuidan en la asociación Arcadia, una organización  sin animo de lucro, que busca el equilibrio y respeto hacia la naturaleza, desde una simple piedra (que  nos enseñaron a ver como los tejados de bichitos) hasta los caballos (a los que no hace falta marcar a fuego, ni darles con una fusta para que se muevan) No pude más que darles la enhorabuena por su labor, que realmente es de admirar.

Os dejo la web y el Facebook de Mas de la Madalena por si os interesa hacer una preciosa escapada con vuestros peques, seguro que os resulta una experiencia entrañable.

NOSOTROS VOLVEREMOS



No hay comentarios