... papilla de fruta...

El pasado sábado 4 de abril, Marc cumplió 5 meses y aunque la recomendación de la pediatra en la revisión de los 4 meses, fue empezar con la papilla de fruta a partir de los 5 meses y medio, decidimos empezar un poquito antes. 
Realmente, ella en un primer momento me dijo que empezara por la fruta, antes que los cereales, pero como me vió extrañada me dijo que podía empezar por los cereales.. 

Total que los cereales me los he saltado (de momento) porque mi peque está muy requetebien de peso, y los cereales puede que lo engorden mucho más. Y hemos adelantado dos semanitas la toma de contacto con la fruta.
¿Por qué? Pues porque quería estar tranquila y relajada en esta "primera vez" con las frutas y que no me pasase el desastre de los cereales sin gluten que os conté en el post donde esté el pecho.
Y como todavía estoy de vacaciones pascueras,  he tenido el tiempo necesario para dedicarlo con paciencia a este cambio en la alimentación de Marc.

Bueno al lío...

Supongo que hay diferentes maneras de hacer la papilla de fruta:
Puedes empezar por una fruta mezclandola con leche para que no esté muy espesa, puedes mezclar dos frutas... 

Nosotros hemos empezado por estas cinco frutas como véis en la foto, a la hora de la merienda, sobre las 17:30 más o menos.
La manzana y el plátano son mucho más espesas y la pera y el zumito de la naranja le dan más jugo, para que no esté tan pastosa.
Las cantidades, las voy echando a ojo; así la papilla sabe un día un poquito más a plátano otro a pera... Lo que sí que estoy intentado es poner poca cantidad de manzana para que Marc no se estriña, y de momento ha ido muy bien.
Las heces del peque, han cambiado, y la caca líquida y amarillenta que venía haciendo hasta ahora con la leche materna, ha dado paso a una caca mucho más marronácea y grumosa (y empiezan a oler)

En un primer momento, cuando le acerqué la cucharita de fruta a la boca y la probó, la cara fue como de asco; pero enseguida se tiraba hacia la cuchara e intentaba cogerla (ya lo hace con el bibe) para tomar más. Yo intento dejarle espacio entre cucharada y cucharada pero él hace un ruidito como diciendo "quiero más".
Aún es pronto para que sepa comer correctamente, ahora parece un perrito sacándo la lengua y chupándo la cucharita, aunque poco a poco, va dejándome que le meta la cuchara en la boca.

Es un momento muy divertido para mí y para él, porque nos lo pasamos pipa; yo viéndole su cara e intentándo acertar dónde poner la papilla (ya véis que muy muy sucio no acaba, pero algo sí), y él dando manotazos a ver si consigue meter la mano en la papilla, o cogerme la cuchara.
Se lo come todo todito todo, como véis en la foto, y eso que dicen que la papilla de fruta es la que menos les gusta, pero Marc, no hace ascos a nada y estoy encantada con eso. Suele tardar en comérsela unos 15 minutos, y parece que he pillado bien la medida, pues no pide otra toma antes de hora, así que genial.

¡¡¡Prueba superada Marc!!!

Y vuestros peques, ¿qué tal les fue con la fruta?
Besotes y gracias por leerme



No hay comentarios