... y llegó el bibe...

Después de la experiencia tan "catastrófica" que os conté en el post ...donde esté el pecho... tenía un poco de miedo de irme a trabajar y que Marc montase alguna llorera a mis padres, rechazando el biberón.
Así que esta semana me propuse darle biberón de formula una toma al día para ver qué tal iba.

Mi intención, era sacarme leche pero me encontré con un problema. Quería darle pecho antes de irme a trabajar, y sobre la toma de las 11:30 que  tomase un bibe con leche materna, y a medio día y por la tarde ya estaba yo de nuevo, para darle pecho. Pero tras la escapadita a Granada, los horarios cambiaron. Ya no necesitaba el bibe del "almuerzo" pero sí necesitaba el de desayuno, comida y merienda... 

Entonces para no andar agobiada con si me he sacado leche suficiente, si hoy necesita dos tomas sin mi, mañana solo una, pasado tres tomas sin mi... he optado por introducir leche de fórmula las tomas en las que yo no estoy en casa, independientemente de las veces que necesite tomar.
Hemos tenido suerte, y los horarios se han vuelto a regular, así que  sobre las 11.30 es cuando tomará bibe, y el resto de tomas se las doy de pecho.

Como sabéis, yo utilizaba el bibe del dr Brown, pero la capacidad que tenía no era suficiente para la toma, pues el que tenía, era el tamañito pequeño, el de 120 ml.
Así que le he comprado otro de Suavinex, ya que como muchos de los chupetes que tiene son de esta marca, esperaba que no tuviese problemas en cogerse a la tetina. 
El bibe venía con la tetina de flujo denso (para papillas), y como hasta mitad de abril, en vista de lo que me pasó la otra vez, no le voy a introducir los cereales sin gluten (si se los introduzco, porque tal vez los descartemos del todo), le compre unas tetinas anatómicas de flujo medio para tomar sólo la leche.

Como era de esperar, Marc se cogió sin problemas al biberón, aunque su primera acción cuando lo siento en mis regazos es buscarme el pecho. 
Se lo toma la mar de bien, y pese a que en el bote de leche indica que para 4-5 meses debe tomar 210 ml de agua, más 7 cacitos de leche; Marc hace una toma de 150 ml, a veces se deja un poquito, otras nada; es un tragoncete.

Así que estoy muy contenta, mi peque es un solete y ahora sé que puedo irme a trabajar, o a cualquier lado, y dejarlo sin problemas, que no va a hacer "ascos" al bibe.

Espero correr la misma suerte que con el biberón, con las papillas de fruta, aunque ya veremos, sobre la marcha; en este bebe-mundo, cada día es una aventura. 

Y a vosotras, cómo os fue el paso del pecho al biberón/papillas? 
Besotes y gracias por leerme


1 comentario

  1. A nosotros nos fue muy bien, porque al poco de nacer tuvimos que darle lactancia mixta, ya que el pobre no se llenaba lo suficiente y se ponía muy nervioso, y de este modo, tras el pecho le dabamos un poquito de biberón para que acabara de saciarse, ya que no me salía lo suficiente, por más que probé de todo. Por cierto ¡enhorabuena! Pasate por mi blog para recoger tu premio dardos. Te lo mereces y espero que lo disfrutes. Besitos

    ResponderEliminar