... sin Marc...


Siempre hay una primera vez, una primera vez para todo... y hoy os hablo de mi primera vez... sin Marc.
Hemos dejado a Marc con los iaios o la tia, algunas veces puntuales: media horita para ir a comprar, una horita para ir a nadar... pero esta vez, era más tiempo. Seguro que me decíis exagerada, no he dormido sin él ni nada por el estilo... Lo dejamos unas horitas con su madrina, para hacer un "plan de dos"

J y yo, hace mucho que dejamos de ir al cine. En mi opinión, los precios son abusivos, y los días que han hecho la promo esta de "tres euros la entrada" o algo así,  estaba tan a rebentar, que no nos apetecía ir. Si vamos al cine, es porque hay una buena pelicula, y para nosotros una buena pelicula suele ser alguna de Di Caprio o de Scorsese, de hecho, la última que vimos en el cine creo que fue el Lobo de Wall Street.

Bueno, que soy más rollera que pa qué, la cosa es que el fin de semana pasado, fue el "fin de semana del amor por excelencia ". San Valentín, es una excusa para un detallito y eso nunca viene mal, y este año, en vez de detallito material, nos regalamos unas horas juntos: cine + cena.

Por una parte estaba emocionada: el plan era ir al estreno de 50 sombras de Grey, que después de haberme leído la trilogía, estaba más que encantada en ver la pelicula, y encima J no me había dicho que no a verla... (normalmente, no le gustan las pelis de amor; aunque esta no entraría dentro de las "ñoñas" que a todas en algún momento nos gusta ver).
La peli duraba unas 2 horas y algo, y Marc mama cada tres/cuatro horas, depende de si se duerme o no.. Así que tuve que sacarme leche.
Al poco tiempo de tener a Marc, me saqué leche, porque me daba la sensación de que en la toma no me había vaciado lo suficiente y me dolía la parte baja del pecho. 
Pero esta vez era diferente, tenía que llenar lo suficiente para una toma. Así que en dos intervalos entre toma y toma, me saqué leche.

Me aconsejaron relajarme, cerrar los ojos y pensar que era mi bebé el que mamaba en vez del aparatito... Y parecerá una tontería, pero cada vez estoy más convencida, de que la mente es capaz de "resolver" muchos temas físicos. Y así fue. Cerré los ojos y visualicé su carita cuando lo tengo en el pecho y noté como la leche empezó a salir.

Utilizo el sacaleches eléctrico de medela; tiene dos tiempos: 
  1. Lo enciendes y va estimulando el pezón hasta que empiezan a salir las primeras gotitas de leche. Una vez esto sucede apretas el botón succión y pasas al paso numero dos.
  2. El aparatito empieza a simular la succión del bebé (tiene botones + - para que succione con más o menos fuerza)

Llené dos botecitos, uno con un poco más de 60 ml, y otro con unos 50 ml y los dejé en la neveras hasta la hora de la toma.

Nos fuimos al cine, y sobre las 8 o así (que era cuando le tocaba a Marc mamar) envie un whatsapp a ver cómo estaba. Estaba con el bibe y todo iba bien, así que me relajé. Luego nos contaron, que hasta que el bibe se calentó, estuvo llorando como un descosido... Acostumbrado al pecho, que es al instante... diría ¿aquí qué pasa? Se cogió bien al bibe así que no hubo más problema.
Después de la peli fuimos a cenar algo rapidito, a un sitio nada recomendable (vaya para una vez que salimos a cenar y ful de estambul), y sobre las 22,30 ya estabamos con el nene; fueron unas 5 horas separados, y pasamos media cena hablando de él...
Creo que es importante que la pareja tenga momentos para la pareja, y aunque las noches son buena opción (Marc suele dormirse 21,30 más o menos) yo después de todo el día de juegos, cambios de pañales, no siesta.... no aguanto más de las 22,30 despierta.
La verdad es, que se hace difícil dejarlo cuando apenas te separas de él normalmente, veremos qué hago cuando me vaya a trabajar... y va quedando menos :(
Besotes y gracias por leerme

No hay comentarios