... del capazo a la sillita...


Una de las cosas que más ilusión me hacía cuando estaba embarazada, era tener el carro de mi bebé, creo que a muchas mamis nos pasa lo mismo. 
No tenía duda de qué carro quería, y aunque vi un par más (un par es uno más) me quedé con mi primera opción: el bugaboo camaleón.
Elegí la edición limitada navy, porque el color azul marino es precioso, y tiene el interior forradito con una tela cruda ideal.
Lo encargué en el Corte Inglés y cuando llegó el carro a casa y J lo montó, lo paseé sin bebé por toda la casa :´)

De la marca La Giraffa bianca e blue, compré este bolso tipo bombonera que hacía  juego con el interior del carro, y aunque moníííísimo, he de decir que en un primer momento, se me quedó un poco pequeño. Como cuando eres madre, dejas de tener bolso propio (al menos los primeros meses a mí me ha pasado, ahora estoy empezando a coger el mío), y tus cosas van en el del bebé. Así que pañales, cambiador, crema toallitas, pechito, muselina, toallita, ropa de cambio, gafas, llaves.... Total que este tamañito no es el más adecuado. Si que es verdad, que ahora que utilizo más el compartimento de bajo del carro, es un tamaño que no está mal.

Todo el mundo me decía, que el capazo se usa a penas unos meses; teniamos pensado pasar a Marc a la sillita, el mes de marzo, coincidiendo con su cuarto cumplemes, y pensando que el frío iría remitiendo. Además el bugaboo no tiene "maxicosi" y es o capazo, o silla, no hay nada intermedio, y veía a Marc muy pequeñito todavía para pasarlo, pero la realidad ha sido otra.
Marc ha ido genial en el capazo, o bien iba dormidito o bien se entretenía mirando los rombos que forran la capota por dentro (ya ves tu, que entretenimiento, pues él encantado). 



Pero ha sido cumplir tres meses, y mi peque ha dado un cambio enorme: ha empezado a querer ver todo lo que le rodea, a fijarse más en los adultos y provocar que le digan algo, a coger todo lo que se le pone a tiro (juguetes, móvil, el pelo de mamá...) Es por ello, que aunque en el capazo seguía yendo bien cuando iba dormidito, cuando estaba despierto se ponía a llorar porque ahí ya no quería estar.
Así que como del dicho al hecho hay un trecho, una vez más tus "ideas" se quedan a un lado, y lo que haces es otra cosa; J demontó el capazo, y montó la sillita, con el cubrepiés de bugaboo que se lo compramos a juego.

Pensaba que le quedaría enorme, pero la verdad es que una vez colocado el bebé, vi que iba genial y muy cómodo. La silla de bugaboo tiene tres posiciones, de las cuales utilizo dos: la tumbada para cuando va dormidito o la semi incorporada (no va recto del todo, esa es la que aun no uso) en la que cuando va despierto, lo coloco. El va contentísimo de verlo todo y como lo llevo mirando hacia a mi, pues va provocando que le diga cositas para reirse... 
 

El cubrepiés es super calentito, incluso me atrevería a decir que va más calentito que en el capazo, ya que en el capazo, me tocó ponerle un saquito y una mantita por encima; y el cubrepiés (que le llega hasta el cuello) es de borreguito y muy abrigadito.


He oído muchas teorías de los pediatras, que dicen que hasta los seis meses deberían ir en capazo, y aunque no he indagado mucho en ellas, y debido a mi experiencia, no las comparto al 100%... así  que nosotros, atendiendo a las necesidades de nuestro bebé, hemos creído conveniente pasarlo con 3 meses y medio a la sillita, y la verdad que estamos encantados, y nuestro peque más.

Y vosotras ¿cuándo pasasteis a vuestro bebé a la silla?



Besotes y gracias por leerme.


4 comentarios

  1. Pues a Minerva con 4 meses si no recuerdo mal...y a Vera con 3 meses y medio más menos...
    Mi carro es bebecar ipop..y se tumba completamente por lo q ha sido muy cómodo. Ahora entre semana uso la mclaren pir su manejo g para los iaios... el finde...el grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchas las mamis que acaban con la Mclaren por los iaios como comentas.. Yo a mis papis les estoy enseñando el montaje y desmotaje del bugaboo, porque la verdad, no me apetece gastarme dinero en otro carro. Lo que me preocupa más es la sillita del coche, que sí que creo que me tocará comprarme otra para ellos... Ya vorem! Besetes, gracias por tu comentario :D

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Mi peque Jesús, cumple 5 meses el 7 de marzo y creo que durante este mes será hora de cambiarlo a la silla. Me da penita porque en el capazo va muy calentito (vivímos en Albacete) y por las recomendaciones de mi pediatra pero cuando va despierto lo pongo un poco erguido ya que mi capazo (bebecar ipop) tiene tres posiciones para la cabeza pero no llega a ser igual de cómodo que la silla, ya que si le subes la cabeza los pies le chocan en el final del capazo. Sin contar que como bien comentas, ya le gusta ir viendo a la gente , observarlo todo, jugar con sus muñequitos del caro, etc... En fin! Que quiera o no quiera creo que ha llegado el momento del cambio. No quiero que crezca tan rapidísimo! >.<

    ResponderEliminar