... y llegaron las pupas...

Un día Marc amaneció con una pupita reseca, amarillenta y muy pequeña en la ceja. Al verlo, "decidimos" que algo de leche le había caído en la ceja en alguna toma, y se había secado, así que con una toallita lo "limpiamos" (ahora sé que lo arrancamos). 
No dimos más importancia a la "mancha de leche", hasta que a los dos días, apareció en el mismo sitio y más grande. ¿Qué era eso? Evidentemente, no era leche.

Como en el centro de salud no teníamos cita, y al no ser urgente no lo atendían hasta la semana siguiente, envié una foto a mi amiga pediatra (que es una suerte tenerla, porque tengo "asistencia" 24 horas al día), y me dijo que podían ser dos cosas: 
  1.  costra láctea, algo normal y que les pasa a algunos bebés que toman pecho.
  2. que el niño se había impetigidizado.
Busqué en internet (que es el mayor error que podemos cometer, pero que es inevitable hacerlo) y el impétigo, que era lo que probablemente tenía mi hijo (siempre me pongo en lo peor) era un drama :(

Decidí ir al centro de salud alarmadísima,cuando me dieron cita,  porque cada día las pupas abarcaban más espacio en la cara de mi nene.
La pediatra, tras observarlo, me dijo que era costra láctea y que no tenía mayor importancia, que les ocurría a muchos bebés,  y que debía ponerle aceite de oliva virgen extra, todas las noches antes de dormir. También me recetó para J y para mi, un "saco de paciencia", porque tardaría en irse.

Tal y como me recomendó, empecé a untar a mi pequeño, con aceite de oliva virgen extra, y muuuuuy lentamente la costra de las cejas empezó a desaparecer de allí, pero fue subiendo por la frente.
La parte mala, que a Marc no le gustaba nada que lo untara, y que se quedaba super pegajoso, y con un olor.. que no es propio de un bebé.
Estuve utilizándolo como único metodo contra la costra, hasta los dos meses de vida de mi peque, donde decidí preguntar en la farmacia, si había algo especifico que le pudiera ayudar más. 

Allí me recomendaron el champú especial de costra láctea de Babe, de la línea Pediatrics. Empecé a usarlo hace un par de semanas, y que me está dando muy buen resultado. Se lo aplico dándole un suave masaje, y lo dejo actuar 5 minutos. Ayuda a reblandecer la costrita y a secarla para que se caiga. Además parece que a mi peque, el masaje de pelo que le hago (tipo peluquería) durante el baño, le gusta bastante.
También en la farmacia, me han hecho un preparado de aceite dulce de almendras, que huele fenomenal y que se lo estoy untando dos veces al día, a ver si la maldita costra, se va de una vez, que aunque al nene ni le pica ni le molesta (o eso creo). Este aceite huele mejor que el virgen extra, aunque sigue siendo pegajoso.
La costra estéticamente, no queda nada bonito y la gente no tiene otra cosa que hacer, que comentar que :uy qué le pasa? tiene costrita? 
También al caérsele le cae un poquito de pelo, pero vamos, que no tiene más.
Así que así seguimos, intentando eliminar del todo la costra a base de champú y aceite de almendras.



Como he comentado en otros posts, nadie dijo que la lactancia fuera fácil.
¿algún consejito más?

Gracias por leerme! Besotes

No hay comentarios