...ClicK...

  
Una de las cosas que más ilusión me hacía los últimos meses de embarazada, cuando ya tenía unas ganas inmensas de verle la carita a mi nene, y tras hacerme una sesión casera de embarazada, era hacerle a mi bebé, una sesión de fotografía newborn.
Empecé a investigar por Internet, qué fotógrafos, había en Valencia que hiciesen buenas fotos a recién nacidos, y la variedad era bastante grande: 
  • Unos iban a tu casa, mientras otros tenías que acudir tu a su estudio.
  • Unos te daban el atrezzo mientras otros tenías que aportarlo tu.
  • Unos te daban la impresión en cd, mientras otros te la daban en papel
Tras una larga búsqueda y comparación de precios (he de decir que las sesiones de recién nacido, no son asequibles a todos los bolsillos), dí con el fotografo que haría la sesión de Marc con tan solo nueve días de vida.

Cuando mis amigas me preguntaron ¿qué te hace falta para el bebé? pensé que ropita ya tenía, las cosas básicas de los primeros días tambien, así que se me ocurrió que la sesión, sería buen regalo, ya que las fotos son un recuerdo para toda la vida. 
Así que lo hablé con una de ellas, y al final colaboraron regalándome parte de esta sesión, que tantas ganas tenía de hacer.

La sesión con recién nacidos, es muy importante que se realice los primeros días de vida del bebé, ya que en estos primeros días, es cuando más flexibles son y se les puede colocar en estas posiciones tan "complicadas". 

Así que cuando llegamos a casa, al salir del hospital contacté con el fotógrafo para acordar que le haríamos la sesión a Marc con tan sólo 9 días de vida.


El fotografo que elegí para hacer estas fotos, fue Toni Lara de Vintage fotografía, todo un verdadero profesional, que cuida y mima cada detalle, de las fotografías de los recién nacidos..
El estudio de Toni está en Benetússer (Valencia), y me resultó muy comodo acudir allí, ya que son numerosas las ventajas: Toni tiene allí su propio decorado, y todo su atrezzo que trae de Estados Unidos, tiene sus focos, luces, y diversas cámaras... Además mi casa esos primeros días no estaba para ser invadida por todos aquellos artilugios.

La sesión duró sobre unas tres horas (depende de cada bebé), por lo que tuvimos que parar varias veces a darle de mamar, cambiarlo, o calmarlo cuando lloraba...

Marc se sentía muy cómodo allí, posando como todo un profesional, gracias a los instrumentos que utiliza Toni, con los bebés; durante toda la sesión utilizó el sonido de un secador de pelo (sonido que les chifla a los bebés) y el palpitar de un corazón, que ayuda al bebé a creer que aun está en la tripa de la mamá.

Toni, un auténtico perfeccionista de esas posiciones imposibles, que sólo los primeros días de vida pueden hacerse, cuida y mima  cada pliegue, cada arrugita para que todo sea perfecto, y muestre a nuestros bebés tal y como son, sin demasiadas florituras.

Hicimos varias fotos al peque, cambiando decorados, y ropita. También hubo ocasión para que J y yo posaramos con él, aunque el verdadero protagonista de la sesión fue mi pequeñín. 

Aquí os dejo una de mis fotos preferidas: Marc mamando.
Me hacía mucha ilusión tener una foto así ,
dado que como ya esperaba, la lactancia está siendo una experiencia maravillosa; así que hicimos algunas fotos dandole el pecho al pequeñín, que se portó fenomenal y que fue un modelo precioso.

El resultado de todo esto, como véis unas fotos preciosas, un recuerdo para siempre y una "adicción sana", ya que estoy deseando que Marc sea un poquito más mayor para volver a contar con Vintage Fotografía para hacerle una sesión de bebés, ya que Toni no solo trabaja las sesiones new born, sino también bebés, comuniones, bodas, pre-mamá...

Clicando aquí podéis ver su facebook y  clicando aquí veréis su instagram por si queréis echarle un vistazo a todo su trabajo.



Besotes y Gracias por leerme

No hay comentarios