Con la tecnología de Blogger.

...Creciendo juntos...

Desde que soy mamá, la fotografía se ha convertido en mi actividad de ocio preferida. Y no solo he descubierto en la fotografía una de mis pasiones, sino también la edición de fotos que es algo que me encanta.

Instagram, la red social de fotografía por excelencia, me ha llevado no solo a compartir mis fotos, sino a intentar perfeccionar día tras día. Y aunque si miráis mi perfil de Instagram, no veréis fotografías perfectamente encuadradas, ni fotos sumamente preparadas, sí que intento que estéticamente sean bonitas (y mi tiempo me cuesta)
Aunque utilizo siempre el móvil para fotografiar, porque es lo que más a mano tengo y más cómodo me resulta, voy a intentar utilizar la cámara de fotos en este reto, para que las fotos queden bien bien chulas.

Son varios los años que llevo uniéndome a retos fotográficos anuales que diferentes personas proponen, y este año soy yo la que me he animado a lanzar uno en el que os animo a participar:
 CRECIENDO JUNTOS


En él os propongo que a lo largo de cada mes de los doce que componen el año, subáis una foto a vuestro perfil de Instagram de vuestros hijos. 
No hay un día fijo para publicar; simplemente cuando encontréis alguna anécdota graciosa, alguna trastada (menos graciosa) o algún momento chulo para capturar la subáis a vuestro perfil.
De esta manera cuando 2018 termine, tendremos doce fotos que reflejarán doce momentos memorables de lo que fue el año.

Espero que os animéis a tener un recuerdo mágico y me acompañéis en este reto, etiquetando vuestras publicaciones con el hashstag #12mesescreciendojuntos

Para las que no os apetezca este reto fotográfico o bien porque no tenéis varios peques o bien porque no os acabe de gustar, os dejo el reto fotográfico que llevamos a cabo el pasado 2017 :




...Kusiwawa...

El post de hoy puede ayudar a muchas familias con un "problemilla" que tienen algunos bebés los primeros meses de vida: los temidos cólicos.

Los cólicos son episodios de llantos desmedidos sin una causa aparente. 
Aunque las causas por las que un bebé padece cólicos no se conocen con certeza en la actualidad, se apuntan a dos tipos:
Digestivas
Emocionales: Puede que el bebé necesite más contacto físico, por lo que el contacto piel con piel es muy recomendable en estos primeros meses.


En nuestro caso, para aliviar los problemas de regurgitos y reflujo que tiene Julieta tras las tomas, hemos puesto en práctica, el método Kusiwawa.
Detrás de Kusiwawa se encuentra Meritxell, una mamá primeriza que preocupada por los cólicos de su pequeña llegó a este método 100% natural y se embarcó en este proyecto.

Los elementos necesarios para llevar a cabo este método son :

⇨Wawa Wear: Es un pijamita diseñado para colocar la wawa band.
⇨Wawa Band: Banda a modo de cinturón que se coloca al rededor de la zona abdominal del bebé, y que cuenta con un saquito de  semillas aromáticas que relaja la zona abdominal al ser aplicada sobre ella.
⇨Wawa Wrab: Arrullo para envolver al bebé y consolarlo.

En nuestro caso, hemos empleado los dos últimos y nuestra experiencia no puede ser más positiva, puesto que la peque parece sentirse aliviada con su uso.


Aquí os dejo el enlace a la web de Kusiwawa donde podréis ampliar información sobre el método y ver algún vídeo muy instructivo sobre sus beneficios.

¿Tuvieron vuestros bebés cólicos sus primeros meses de vida?

...12 fotos en familia...

El post de hoy va dedicado a hacer balance, una vez terminado ya, del reto fotográfico que hemos llevado a cabo todo este año 2017: 12 fotos en familia.


Como ya os dije cuando lo empecé, la idea de este reto se la vi a una mami a la que sigo desde que empecé en el mundo de Instagram: Gelatina de Plata.

El reto me cautivó enseguida, puesto que en aquél momento y todavía hoy, si miro las fotos de la galería de mi móvil, puedo encontrar:
⇒ 100.000 de Marc.
⇒ 60.000 de Marc & papi.
⇒ 4 fotos de mamá. 


También es cierto, que poco después de empezar este reto, me quedé embarazada, y comencé a hacerme fotos de la evolución de mi tripa, y por tanto tengo alguna más mía; además acabo el año sumándole a la memoria del móvil 100.000 fotos de Julieta.

Pero fotos familiares, en las que apareciésemos los tres, brillaban por su ausencia. Es por ello, que este reto me pareció perfecto para nosotros y hemos disfrutado mucho participando en él.


A mi modo de ver, tener todo el mes para poder hacer y subir la foto a mi perfil de Instagram ha sido genial, puesto que no había día establecido (sabéis que otros retos constan de el último día de mes subir una foto, o un montaje de varias fotos) y todo surgía de una manera más improvisada, más real, y mucho menos posada.

Cumpleaños, escapadas, fiestas, viajes y diferentes experiencias especiales vividas mes a mes, han formado parte de este reto que me ha parecido precioso. 


Y aunque en 2018 os propondré otro reto fotográfico, que ya tengo pensadito, voy a intentar mantener esta costumbre de mes a mes, hacernos una foto familiar en la que además desde hace bien poquito, debemos incluir a un miembro más: nuestra pequeña Julieta.

Y con todas estas maravillosas fotos, aquí os dejo un collage con nuestras fotos familiares, del que sin duda ha sido un año de lo más especial.



¿Cómo os ha ido a vosotros el reto?

...eLLa...

...26 de noviembre...
...37 + 4 semanas de gestación...
... JULIETA ...

Retomo el blog en un post muy dulce y especial, después de haber dado a luz a una hermosa y sana bailarina. Sois muchas, las que os habéis interesado por cómo fue mi parto, y aunque cada experiencia es diferente, me parece precioso compartirla.

Hoy en el blog, el nacimiento de Julieta.


La noche del sábado 25 de noviembre, me acosté como de costumbre temprano. Las últimas semanas de embarazo estaba teniendo un sueño muy reparador y no dudaba en aprovecharlo. 
Ya dormida, sobre las 00.00 noté como perdí algo de "líquido" y alerté a mi marido de que posiblemente hubiera sido una pequeña rotura de aguas. 
Llamé a la matrona, más por la insistencia de mi marido, que por la mía propia, y me recomendó esperar un poco en casa; las contracciones eran las que había venido teniendo últimamente tanto en intensidas, como en tiempos y me encontraba bien, así que seguí durmiendo un ratito más.

Pasada una hora, se repitió exactamente la misma situación: una pequeña pérdida de líquido con un inicio y un fin (no era pérdida de aguas contínua) Este repetido episodio nos hizo alertar a la iaia que vino a quedarse con Marc, que dormía ajeno a todo, y nos pusimos en marcha hacia el hospital.

Una vez allí, la matrona nos esperaba para reconocerme y nos informó de que había empezado ya mi trabajo de parto, así que ese día nacería Julieta.

Nos trasladaron a una habitación del hospital y nos indicaron que fuésemos controlando las contracciones que se desencadenaron de manera dolorosa y rápida las siguientes horas.

Con la app "Contador de contracciones" fui anotando la frecuencia de las contracciones y al rededor de  las 5.00 de la mañana, alerté a las enfermeras de que eran demasiado seguidas, y el dolor era realmente fuerte. 

De nuevo me reconoció la matrona, que alertó de manera urgente al anestesista, puesto que la dilatación había avanzado muy rápida. Con la epidural puesta, pero todavía sin hacerme efecto, me pasaron a paritorio, donde un equipo médico nos atendió de una manera muy profesional. 

La epidural (que tiene un proceso más lento) seguía sin hacer el efecto deseado, y había llegado el momento de empujar, así que decidieron ponerme una anestesia raquídea y dejé de sentir el dolor, pero fui muy consciente de mi cuerpo a la hora de empujar.

A partir de entonces, todo "vino rodado". La ginecóloga entró "in extremis" por la puerta, empuje solamente tres veces y me pusieron encima de mi cuerpo desnudo a una sana y preciosa niña.

Lloré. 
Mire a mi marido que tenía una sonrisa preciosa 
de felicidad y lo besé. 


Julieta estuvo encima de mi, como era mi deseo para llevar a cabo el método canguro o piel con piel. Sólo me la retiraron unos segundos para una rápida revisión y hasta hoy no hemos vuelto a separarnos.

Fue un parto rápido y perfecto. 
A partir de ahí nos hemos dedicado a conocernos, a enamorarnos y a disfrutar de la familia al completo.


Gracias por las muestras de cariño recibidas:
MªTeresa, Justo, Marc & Julieta




...Bolsa del hospital del bebé...

...Preparando tu llegada, pequeña Julieta, 
deseando conocerte...

Hace unas semanas os dejaba este post, donde os daba algunos tips o consejos para preparar el bolso de hospital de mamá. 

En el post de hoy, prepararemos con mucha ilusión la maleta del bebé, la maleta de Julieta.

¿Qué llevar en el bolso?

Aunque depende un poco de cada hospital, ya que hay algunos que te facilitan todo lo esencial para tu estancia y la del bebé allí, en otros casos, como es el nuestro, somos las familias las encargadas de aportar todo lo básico para esos primeros días. 
Así que aquí os dejo reflejado, lo que en nuestro caso, nos llevaremos.

→ Neceser

El neceser del bebé, es algo básico que no debe olvidarse y en el que debe constar:

  • Pañales 
  • Toallitas
  • Esponja
  • Alcohol para curar el ombligo


→ Ropa de primera puesta

Estos conjuntos de algodón 100% que constan de cinco piezas (gorro, manoplas, body, camiseta y polaina) eran con los que "te vestían" al bebé tras bañarlo y te lo entregaban ya preparadito. 
Actualmente, somos muchos los papás que practicamos el piel con piel con el recién nacido, por lo que hasta unas horitas después de haber nacido, no lo vestimos.
En nuestro caso hemos cogido dos puestas de este tipo, una de ellas, con la que Marc salió de quirófano.

→ Pijamas y bodies

Un par de pijamitas y bodies no deben faltar en la maleta de tu peque, por tener siempre ropita de repuesto en caso de que haya algún escape de meconio, o regurguitación... se les suele cambiar de una a dos veces al día...

→ Gorro, manoplas, peucos

El recién nacido pierde muchísimo calor por la zona de la cabecita, es por ello que es recomendable que durante su estancia en el hospital, y también los primeros días en casa lleve un gorrito para mantener el calor en esa zona.
Las manoplas han sido siempre recomendadas para que el bebé no se arañe ya que tiene la piel muy sensible, y las uñas muy desiguales... aunque actualmente hay una corriente o "moda" de que no se utilicen, ya que el tacto es un sentido fundamental para que se adapte al nuevo medio.
Peucos y calcetines suelen colocarse debajo de las polainas para mantener los pies bien calentitos.

→ Ropa salida del hospital

Ya ha llegado el momento de comenzar la vida fuera del hospital, y somos muchas las mamis que nos hace especial ilusión tener algún conjuntito dulce para la salida del bebé. En nuestro caso, será un faldón y jubón precioso que nos hicieron desde @teresayluisa


Pues parece que ya lo tenemos todo colocado, ahora solo falta lo único importante.... TÚ


Te esperamos Julieta