Con la tecnología de Blogger.

...Tu nombre...

Un lugar... Verona
Una historia... La nuestra
Un nombre... El tuyo



....Te esperamos....






Tabla de madera: @tocomaderabcn



...Botella Chilly´s : mi aliada para este verano...

Cuando gracias a Mibabyclub, conocí las Botellas Chilly´s, supe que me habían creado una necesidad.

Vamos a diario a la playa y piscina, y Marc es un niño que bebe muchísimo, tanto agua como zumitos... Además con el problemilla de tensión que tuve el primer trimestre del embarazo, no salgo de casa sin una botella de agua bien fresquita y con Chilly´s he encontrado la solución perfecta.




La termos o Botellas Chilly´s están hechos en acero inoxidable, lo que permiten que puedas mantener tu agua o leche helada durante 24 horas. 
Además no solo eso, sino que en invierno también puedes emplearla con el efecto contrario  y mantener cualquier líquido caliente 12 horas.

Podéis encontrar la Botella Chilly´s en dos tamaños:
Una más pequeña de 260 ml ideal para los peques (para llevar a la playa, al parque, de excursión...); y otra de un tamaño mayor, 500 ml, para cualquier miembro de la familia.


Nosotros tenemos ésta última y va con nosotros a cualquier parte (playa, vacaciones, piscina...)

Os dejo aquí el enlace a la web Mibabyclub de donde podéis encontrar un montón de Botellas Chilly´s de diferentes colores y diferentes estampados, que seguro que os encantan.

Pero además, gracias a Mibabyclub, esta noche lanzaremos el sorteo en mi perfil de Instagram de una Botella Chilly´s  (pastel edition) en color mint para tod@s nuestros seguidores ¿os animáis a participar?

... Te estamos esperando...

Te estamos esperando bebé, te sueño te pienso y te imagino 
cada segundo del día.


Una mini fiesta de celebración, una tarta, un color, y muchas imágenes que  hablan por sí mismas. Poco más cabe añadir.

Te esperamos bebé 





















...Vamos a la playa...

Hace unos días os pregunté por las redes por algunos manguitos que fuesen cómodos para el peque.

Marc se lo pasa en grande en la piscina y puede estar tirándose desde el bordillo en bucle, y una vez cae al agua vuelta a empezar... 
Es por ello que su papi y yo vimos la necesidad de comprarle algún sistema de protección salvavidas para que él estuviese más seguro en el agua, y también nosotros.

Si bien es cierto que solemos estar los dos pegados a él en la piscina, ellos son más rápidos que nuestros reflejos, y en un parpadeo se ha metido dentro de la piscina sin que nos hayamos dado cuenta.

Barajamos varias opciones a la hora de hacer la compra:



Chaleco flotador, que lo podéis encontrar en Decathlon. Lo descartamos porque nos parecía demasiado para la edad de Marc. Queríamos algo que le posibilitara el movimiento de la brazada que ya hace, y además algo que fuese menos aparatoso.

Los manguitos Delphin han sido mi mayor debilidad. Desde el verano pasado estuve ya pensando en comprarlos. Son unos manguitos que no requieren de hinchado, y los aros de colores que tiene, se van quitando en función del grado que cada niño tiene de autonomía en el agua.

Manguitos cinturón de Dideco. Cuando los vi, supe que era exactamente lo que quería. Como los dos anteriores, no requiere de hinchado, la ventaja para mi, con respecto a los anteriores, es que la parte del cinturón (lo que le queda en el pecho, una vez en el agua, le sujeta la cabeza para que no le venza hacia abajo. Además económicamente, son más baratos que los Delphin.

Estos manguitos-cinturón están indicados para niños entre 2 y 3 años. Puesto que tienen movilidad, permiten a la perfección el braceado y Marc va muy cómodo con ellos; es más suele pedirlo al llegar a la piscina. El cinturón que llevan para abrochar en la parte trasera, permiten regular el tamaño de cada niño, por lo que su adaptabilidad es perfecta para ajustarselo.
Aquí os pongo unas fotos de Marc, y podéis ver que es un auténtico pececito. 




Os enlazo la web de Dideco aquí donde podéis ampliar información, por si os ha gustado tanto como a mi.

Un besete y felices vacaciones

...De nuevo mamá...

Pues sí, si todo va bien a final de año seremos 
un@ más en la familia, seremos 
¡papás de nuevo!

Estoy de 16 semanas, y la fecha que nos han dado de parto es 15 de diciembre, así que el bebé y Marc (4 de noviembre) se llevarán tres años y un mes más menos. 


La verdad es que todo ha ido muy rápido, tal como nos pasó con Marc, y  "la búsqueda" dio sus frutos antes casi de lo que esperábamos

Estamos felices de poder vivir de nuevo esta experiencia, y sobretodo por vivirla acompañados de la ilusión y las ganas de Marc.

Al peque le dimos la noticia desde el primer momento, desde el momento en que nos enteramos nosotros. 


Igual fue un poco precipitado, igual demasiado pronto... pero somos de la opinión de que si las cosas van bien hay que compartirlas, pero si las cosas van mal es importante que nuestro alrededor también sea consciente.

...Temores, dudas, miedos....
Más o menos con estas palabras, podría definir este segundo embarazo, o más bien, este primer trimestre del segundo embarazo. 

En el primer embarazo todo es nuevo y la ilusión te lleva a no ver más allá de lo maravilloso que es sentir a tu bebé dentro de ti; y si encima como fue en mi caso todo va bien, y otros embarazos cercanos también han salido bien las cosas, crees que "tiene que ser así"

Sin embargo, en este segundo embarazo, ya tienes la experiencia de ser mamá, ya estás inmersa en este "MUNDO" y te llegan diferentes situaciones vividas por otras mamis, y no todas buenas.

Abortos prematuros de diferentes conocidas, problemas durante la gestación, casos en los que "sin problema aparente" gente cercana debe recurrir una y otra vez a la fecundación in-vitro.... 
Todas estas vivencias te van haciendo consciente, de que el hecho de que un embarazo salga adelante, es más complicado de lo que a veces pensamos.


...La experiencia más fascinante de mi vida...

Para otras mujeres no lo es, pero para mi estar embarazada (pese a los pesares que también los tengo) es una experiencia indescriptible de amor infinito. 

Así que una vez pasadas las doce semanas, he empezado a relajarme y a disfrutar de cada sensación, cada ecografía, y cada momento hasta el punto de apartar esos temores e inundar mi estado de paz y amor.

De nuevo muchas gracias a todas las que os preocupáis por nuestra pequeña familia, y en breve y de una manera especial, os cuento el sexo de nuestro bebé.